Select Page

Años 80

Su ecologismo, que no es de salón, sino de hombre arraigado a la tierra, que ha convivido con la naturaleza como su estancia natural, se impone ahora en una serie de piezas excepcionales, influidas por la quema de montes y de árboles. Los rojos, los azules, sirven de lecho a negros enigmáticos con mucho de sombras meigas, de hermosas y misteriosas caligrafías chinas.

Fragmento del texto del de Tomás Paredes

De Ruibal 1963- 2008

Siempre es posible con un instrumento viejo tocar algo nuevo.

Galería

Contacta