Seleccionar página

 Años 90

En los trabajos presentados ahora, Ruibal encontró una solida estructuración formal (entre la pintura y la escultopintura) o el camino de una abstracción en los que se sintetizan recuerdos de la pintura (como si fueran ecos distantes), y de los que se desprende una señalable libertad gestual.

Las obras van ganando cada vez mas musicalidad su presencia tiende a maximizar la relación de sensualidad con el propio hecho de pintar.
Se unen pues la simplicidad estructural de las escultopinturas, por un lado hay referencia de algunas experiencias minimalistas (sobre todo americanas) y, por otro lado un gusto actualizado de la tradición de la pintura, de marcada raíz Europea.
Entre esa capacidad de síntesis y la dimensión lúdica se revela la capacidad de sorpresa que parece ser la primera motivación de todo el trabajo del pintor.

Bernardo PINTO DE ALMEIDA
Septiembre 1990, Oporto
Fragmento del catalogo de la galería Severo Pardo

En Arte, es duro ir contracorriente y fácil flotar sobre ella.

Galería

Contacta