Seleccionar página

La fauna

 

SOBRE EL PAPEL y apenas con nada. Un poco como los dibujos de agua sobre piedra que, ni más ni menos, duran tan sólo el tiempo de la mirada. Apenas con nada llena Manuel Ruibal sus papeles escogidos, elogio del papel como soporte más humano, más cercano, más táctil, más resonante, de animales vivos. Puede parecer algo menor o, de puro natural, imperceptible, pero en esta larga serie no hay otra cosa que seres vivos, justo aquello que es más difícil y complejo de representar: la vida. Dibujados apenas con nada vemos cuervos, podencos, cormoranes o un banco de peces. Vemos luego otro banco de peces distinto al de ayer y una grulla nueva. Y hasta tal punto es así, hasta tal punto el roedor dormido respira, que lo que en estos papeles se refleja también es arte cinético. No cinegético ni todavía menos taxidermista. Aquí sólo seres vivos. Apelando íntimamente a nuestros sentimientos.

Fragmento de texto “La fauna en el dibujo de Ruibal” en 2009
Alberto González Alegre

Siempre es verdadero artista aquel
que empieza donde han terminado los demás.

Galeria

Contacta